News

TILES VIEW

Category filter:AllDiagnóstico de AnquilogosiaFrenectomiaHistoriaNoticiasPrevalenciaPROFESIONALESRehabilitaciónVideo
No more posts
MR-preintervencion.png

La frecuencia de la anquiloglosia en la población es un dato que está aumentando en los últimos años. Hay gente que opina que es una moda que en realidad no hay tanta incidencia ni prevalencia en la población.

La definición de anquiloglosia, el diagnóstico y el tratamiento quirúrgico de esta anomalía se han podido ver en los otras partes de la web. En realidad con una definición clara y usando un método diagnostico, las opiniones sobre la “moda” se rechazan por sí mismas.

Un diagnóstico médico protocolizado no es una moda“.

En primer lugar : ¿Es que hay más ahora?.

La incidencia de la anquiloglosia, enfermedad con componente genético,  seguramente no es mayor ahora que hace unos años.  Esta patología se describía en los libros de historia de la medicina. También, las matronas a principios del siglo pasado operaban  el frenillo a los recién nacidos en la sala de partos para permitir una adecuada succión.

Con la entrada de la leche artificial y los biberones, a los bebés se les daba de comer sin necesidad de succionar y la fijación de la lengua no era una dificultad mayor. La vuelta a la lactancia materna que están promoviendo las autoridades sanitarias y políticas como el mejor alimento ha generado dificultades. La anquiloglosia es una de ellas.

Cuando buscamos la frecuencia de la anquiloglosia entre la población en los artículos médicos, los primeros datos dan unos valores de alrededor del 4% de la población. Esta cifra ha sido recitada y repetida sin hacer ningún trabajo prospectivo específico.

Trabajos científicos actuales

Hace unos años tras la presentación de la problemática en Asturias, en el Hospital de Avilés, el Dr. González Jiménez junto a otros pediatras hicieron un estudio sobre la prevalencia de Anquiloglosia en el Principado de Asturias encontrando una cifra del 12,1% de los recién nacidos con áreas en las que solo había un 3% y otras con un 50%.

Al iniciar un trabajo nuevo como pediatra, en El Prat de Llobregat en un centro de atención primaria, se pudo ver que la presencia de frenillo lingual y anquiloglosia siguiendo los métodos de Hazelbaker y Carmen Fernando era de un 30%.

En Brasil, donde el estudio de los RN en busca de anquiloglosia es obligatorio, la prevalencia es del 21%.

Por último, recientemente la Dra. Maya,  Dr. Ruiz y otros han determinado la presencia de anquiloglosia en el 32% de la población de los recién nacidos en un Hospital Universitario en Barcelona.

Cuando se hacen estudios de prevalencia e incidencia de anquiloglosia bien protocolizados los niveles muestran que un gran porcentaje de la población presenta esta patología. Si miramos los estudios previos, simplemente con observación, sin método diagnóstico, la incidencia que surge es mucho menor.

Por último: ¿Por qué se ven actualmente tantos casos?

Posiblemente el retorno a la lactancia materna por una parte mayor de la población tal como promueven la OMS, el UNICEF y los Ministerios de Sanidad de todo el mundo, han aflorado la dificultad que para la lactancia significa la anquiloglosia.

USEMOS un método diagnóstico, valoremos objetivamente los síntomas y signos que produce y con estos datos tengamos un diagnóstico medicamenta confirmado de anquiloglosia. 


Chiqui-y-carmen.jpg

30 julio, 2020 Frenectomia2

Los comentarios sobre hacer la frenectomía de una madre experta pueden ayudarnos a decidir si realizamos la intervención o no.

Cuando se diagnostica una anquiloglosia son muchas las opiniones que escuchamos sobre si hay que intervenir o no. En otros puntos de la web hablamos de cuando hay que hacer la intervención.

Las razones para posponer son múltiples. Carmen  una madre sanitaria muy experta en anquiloglosia nos explica su experiencia como  madre no como sanitaria. Los comentarios sobre hacer la frenectomía de una madre experta como ella no son diferentes de los de otras madres que acuden a nuestras consultas. Creo que es muy útil lo que nos dice y permitirá a que nos decidamos a intervenir  o no la anquiloglosia con argumentos relacionados con la lactancia materna.

Si el/la lactante hablará mal o tendrán otros problemas de mayores no nos indican la intervención ya que no tenemos datos científicos suficientes de seguimiento. Mi opinión personal es que si, pero es una opinión. Yo siempre digo a los padres en la consulta que en referencia a intervenir al bebé o no y las posibles consecuencias que tendrá el no hacerlo cuando sean mayores que son opiniones y habrá que investigar adecuadamente el tema para tener conclusiones mas categóricas.

Reitero mi opinión sobre los comentarios de hacer la frenectomía de una madre experta la Dra Carmen Vega  a quien agradezco su autorización para poner sus reflexiones en esta pagina web

Ayer nos dimos un paseito hasta Jerez, para intervenir a Maya de su frenillo lingual corto, con la maravillosa Chiqui de Cos.

.Maya tiene poco más de 2 meses y medio. Los inicios de la lactancia fueron durillos, anquiloglosia tipo 4 con mucho dolor en las tomas y grietas, que fui controlando con posturas y también con muchísima mejoría con  Porteo, embarazo y bebés. Ana Hueso Fisioterapia tras la primera sesión.
Después de eso la lactancia iba ‘bien’. No me dolía, las tomas eran cortas, la peque ponía peso bien (a la vista está), por lo que no había por qué intervenir esa anquiloglosia ¿no?.
¡Ayyy! pero es que hay más cosas. Y es que desde hace varios años me dedico entre otras cosas a la intervención del frenillo corto y sé cuales son las consecuencias de no intervenir.
La lactancia nos iba bien, pero:
– Maya chasqueaba (ya no lo hace). No lo hacía mucho, pero lo hacía, por lo que tragaba aire en las tomas. Afortunadamente eso no la hacía estar incómoda como a otros bebés que sufren del llamado cólico, y todo es por ‘culpa’ de un frenillo lingual corto.
– Se le escapaba la teta. Tenía que estar sujetándola. Esto parece una tontería pero con 4 hijos más es importante poder tener al menos una mano libre mientras la peque come: contar un cuento, hacer un puzzle, pintar, jugar a algún juego de mesa. Se me hacía imposible porque en el momento que soltaba la mano de la teta, zas! Se le escapaba y tenía que volver a empezar.
– Respiración oral. Otra consecuencia del frenillo corto. Dormía con la boca abierta (aún lo hace a veces, pero es que la acabamos de intervenir, tiene que ir mejorando) y eso tiene muchísimas implicaciones a nivel general, muchísimas. Y no, no mejora por sí mismo, ni por arte de magia ni ciencia infusa.
– Paladar ojival. Nació con el paladar medio qué, pero cada vez estaba siendo más ojival. Esto está relacionado con lo anterior, y viceversa. Al dormir con la boca abierta y lengua abajo, no contacta con el paladar y éste cada vez se estrecha y se eleva más.
En fin… Todo esto me hacía ver que ese frenillo corto estaba dando la lata. Aunque la mayoría de la gente pensaría que no. No hay dolor, el bebé engorda… No hay que intervenir. He visto a muchas asesoras de lactancia decirle esto a las madres y sinceramente, creo que en estos casos debe derivarse a un profesional, porque no tiene nada que ver intervenir a los pocos meses que a los 5 años, cuando ya está osificado el paladar.
¿Y por qué no lo he hecho antes? La peque tiene ya 3 meses casi…
Pues básicamente por el tema de los ejercicios de rehabilitación. Esta parte es muy dura y soy consciente. La intervención es un minuto, algo similar a poner los pendientes (para quien se los ponga). Pero los ejercicios…. Ay los ejercicios!!! Dos meses hay que hacerlos y 6-8 veces al día. Y el problema es que al principio les duelen, y hay que hacerlos por la noche, despertarlos… Pero si no se llevan a cabo hay riesgo de que la cicatriz fibrose, y la lengua se quede peor que antes de intervenir. Así que operar y no hacer los ejercicios no es opción.
Le di muchas vueltas, pero en el fondo sabía que era algo que había que hacer, así que contacté con chiqui y nos fuimos para su consulta.
¿Y por qué no las operado tú? Es otra cosa que me preguntan. Podría haberlo hecho, claro. Me dedico a eso. Pero ahora estoy en modo madre. Me deja más tranquila poder delegar, además de que no es agradable hacerle eso a tu propia hija! Y por supuesto, porque tengo 100% confianza en Chiqui. Si no hubiera podido contar con ella, pues lo habría hecho yo sin dudar.
Y no, Jerez no está tan lejos. A una hora de Sevilla y además ya sin peaje jajaja Por supuesto que merece la pena. ¡Es algo para toda la vida! Que hay gente que ha venido a mi consulta desde Madrid, Salamanca, Cáceres o Jaén! Y a la de Chiqui hasta de Asturias que está en la otra punta de España. Chiqui es un referente en anquiloglosia. Una profesional estupenda, quien me ha enseñado muchísimo y me ha ayudado a formarme junto con Luis Ruiz Guzman
Es una suerte tenerla cerca ❤️
Así que sí, allí nos fuimos y fue todo fenomenal. Esta foto es justo después de la intervención. Apenas lloró y se enganchó a la teta perfectamente. No sangró prácticamente nada.
Y ahora los ejercicios. Vamos bien. Las primeras veces fue muy duro. Le dolía y lloraba muchísimo sin consuelo. Era algo que me esperaba. Por lo que me cuentan los padres, es el momento en el que te ‘arrepientes’ de haber intervenido,jeje porque ya no hay vuelta atrás. Pero afortunadamente eso solo dura unas horas en la mayoría de los casos, y ahora mismo, le puedo hacer los ejercicios sin llorar. Al menos así se hace llevadero… Sólo nos quedan dos meses jeje
En fin, muchas gracias a Chiqui y por supuesto a Rocio Esperanza García Galán que tuvo que luchar con mi “bollito” para sujetarla y que se pudiera hacer la intervención. Un trabajo nada fácil y que ella hace con total maestría y con muchísimo cariño.
¡¡Seguro que estos comentarios sobre hacer la frenectomía de una madre experta nos harán reflexionar!!

REFLEXIÓN

Después de muchos años ignorando la anquiloglosia, por fin tenemos unas herramientas y una información valida para realizar el diagnostico adecuado y plantear el tratamiento oportuno.

Acreditada de Interés Sanitario

IMPORTANTE

  • La información proporcionada en nuestro sitio web no remplaza si no que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante y en caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.
  • Todas las imágenes, videos y cualquier material audiovisual que aparece en este sitio web ha sido publicada con el consentimiento de las personas que aparecen en dicho material audiovisual respetando la actual LOPD.