ANQUILOGLOSIA :Frenillo lingual corto


La información general sobre anquiloglosia permite aclarar algunas dudas sobre frenillo lingual, sus funciones, y las dificultades que origina la anquiloglosia.

Definiciones

El frenillo lingual (FL) (frenulum linguae) se define como un pliegue vertical de la mucosa que surge en la línea media de la superficie ventral de la lengua, y que une la parte libre de ésta al suelo de la boca1. Mientras que hablamos de anquiloglosia cuando este resto embriológico de tejido disminuye el movimiento normal de la lengua2, o impide mamar o hablar con soltura3.

Estas definiciones parecen no estar aceptadas por todos los pediatras. Hasta 2012 la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria  mantenia que tener la lengua con un menor movimiento no suele ser causa de problemas para el habla y menos para una alimentación (succión) correcta y sugerían que la intervención del FL (frenectomía) no debería realizarse sistemáticamente. En el texto exsitente en su web hastaese tiempo commetanban que no se haría nunca antes del año de edad (preferible entre 2 y 3), pues puede tener problemas de hemorragia, infección o que deje un tejido cicatricial residual4. No se tiene aceso a aquel documento de su web y han modificado los conceptos respecto a la anquiloglosia recientemente4b.

Importancia

En los últimos años la Anquiloglosia ha reaparecido como una alteración que genera un número importante de dificultades en la población general incrementando el número de publicaciones al respecto5 . 

La presencia de anquiloglosia  en la población pasa desapercibida y sólo se trata cuando genera problemas de comunicación, deglución y respiración importantes. Es evidente que el habla es importante para el desarrollo de los niños y adolescentes. Cuando hay una anquiloglosia marcada las dificultades de pronunciación y de movilidad de la lengua pueden generar trastornos. Además de respiración bucal, alteraciones dentales y otros problemas físicos pueden provocar problemas emocionales en los niños.

Tipos

No hay criterios uniformes en la definición de anquiloglosia y se utilizan sistemas diferentes de medición y clasificaciones a las distintas edades7,8,9,10,11,12.

En primer lugar Allison Hazelbaker, en 1993,  propuso unos criterios de evaluación y clasificación en tres tipos del FL en recién nacidos, basándose en aspectos morfológicos y funcionales, para determinar la presencia de anquiloglosia y decidir la realización de frenectomía13 y ha sido utilizado por otros autores14. Mas tarde otros estudios se ha realizado asignando a ojo un porcentaje por parte del investigador15. De igual forma Corillos et al. han incluido un cuarto tipo de frenillo en su clasificación16,17.

A pesar de ello otros expertos en FL refieren diferentes formas de diagnosticar la anquiloglosia, aplicándose distintos criterios para identificar la dificultad de la lactancia y su relación con el FL18. Algunos métodos han sido evaluados previamente si bien la decisión de realizar frenectomía no está consensuada dependiendo en muchas ocasiones de la decisión del sanitario19 sin valoración objetiva previa20.

Incidencia y prevalencia

En los estudios publicados, la prevalencia de anquiloglosia varía entre el 0,1% y el 5%21,22,23, pudiendo llegar al 10,7% 24, aunque hay que tener en cuenta las limitaciones existentes en relación a su definición y los diferentes grupos de edad a partir de los cuales se ha calculado. Por otra parte, se ha observado que las prevalencias son más elevadas en bebés que en niños y adolescentes lo que podría indicar que las formas leves de anquiloglosia se podrían resolver con la edad25.

En la Figura 1 se presentan los resultados de un estudio de prevalencia propio desarrollado en un Centro de Asistencia Primaria de 0 a 14 años. 

.

Fig. 1 Prevalencia de frenillos linguales diagnosticados en noviembre de 2015 en el CAP 17 de Septiembre del Prat de Llobregat

Comentarios

Los trastornos en la alimentación del lactante es el primer problema que mediante la frenectomía llegamos a solucionar La eliminación del frenillo era una práctica común realizada sistemáticamente en los recién nacidos por la matrona, en la misma sala de partos, que a principios del siglo pasado, y de forma más acentuada desde los años 50, dejó de realizarse26. En este aspecto son muchas las publicaciones aparecidas recientemente5  y que confirman datos históricos27 o situaciones en culturas más primitivas donde se hace la intervención por la matrona en la misma sala de partos28.

El “National Institute for clinical Excellence” evaluó las recomendaciones sobre la necesidad de realizar frenectomía en algunos bebés con dificultades en la lactancia materna29. A partir de ahí el propio Sistema Nacional de Salud Inglés (NHS) asumió como guías de actuación.30

La utilización del  láser en las intervenciones bucales es cada vez más frecuente con buenos resultados. Muchos odontólogos lo utilizan habitualmente para el tratamiento de otros procesos de la boca como gingivitis, caries y otros.

Durante el Congreso Internacional de Profesionales de Anquiloglosia, IATP, Denver 2016, se mostró esta técnica como la más avanzadas y útil en recién nacidos y niños pequeños.  


Referencias


  1. Ramírez Varela S, Gómez García E y Bonet Marco J. FL Capitulo 2 en: García Marin F (Editor) Protocolos Clínicos de la Sociedad española de Cirugía oral y maxilofacial. 2006. Madrid: ISBN: 84-690-0011-X.
  2. Edmunds J, Hazelbaker A, Murphy JG, Philipp BL. Tongue-Tie. Journal of human Lactation 2012; 28(1):14-17.
  3. Diccionario de la Lengua Española. Real Academia Española. Vigésima edición.1984.
  4. Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. Familia y Salud. Preguntas más frecuentes: FL. Accesible en: http://www.familiaysalud.es Ultimo acceso: 15-2-2012.
  5. Bin-Nun A, Kasirer YM, Mimouni FB. A Dramatic Increase in Tongue Tie-Related Articles: A 67 Years Systematic Review. Breastfeed Med. 2017 Sep;12(7):410-414. doi: 10.1089/bfm.2017.0044. Epub 2017 Aug 8.
  6. Hooda A, Rathee M, Yadav SPS, Gulia JS: Ankyloglossia: A Review of Current Status. The Internet Journal of Otorhinolaryngology. 2010 Volume 12 Number 2. DOI: 10.5580/23fc
  7. Garcia-Pola MJ, Garcia-Martin JM, Gonzalez-Garcia M. Prevalence of oral lesions in the 6 yearsold pediatric population of Oviedo (Spain). Med Oral 2002;7:184-91.
  8. Marchesan IQ Lingual frenulum: quantitative evaluation proposal. Int J Orofacial Myology. 2005 Nov;31:39-48.
  9. Kotlow LA. Ankyloglossia (tongue-tie): a diagnostic and treatment quandary. Quintessence Int. 1999 Apr;30(4):259-62
  10. Williams WN, Waldron CM. Assessment of lingual function when ankyloglossia (tongue-tie) is suspected. J Am Dent Assoc. 1985; 110(3):353-6
  11. McBride C. Tongue-tie. J Paediatr Child Health. 2005;41(5-6):242.
  12. Ruffoli R, Giambelluca MA, Scavuzzo MC, Bonfigli D, Cristofani R, Gabriele M,Giuca MR, Giannessi F. Ankyloglossia: a morphofunctional investigation in children. Oral Dis. 2005 May;11(3):170-4
  13. Hazelbaker AK. The assessment tool for lingual frenulum function (ATLFF): use in a lactation consultant private practice [thesis]. Pasadena (CA): Pacific Oaks College; 1993
  14. Madlon-Kay DJ, Ricke LA, Baker NJ, DeFor TA. Case series of 148 tongue-tied newborn babies evaluated with the assessment tool for lingual frenulum function. Midwifery. 2008 Sep;24(3):353-7.
  15. Hogan M, Westcott C, Griffiths M. Randomized, controlled trial of division of tongue-tie in infants with feeding problems. J Paediatr Child Health. 2005;41(5-6):246-50
  16. Coryllos E, Watson G, Salloum AC. Congenital tongue-tie and its impact on breastfeeding. Newsletter of the American Academy of Pediatrics, section of breastfeeding. Disponible en www.aap.org/breastfeeding/8-27%20newsletter.pdf.
  17. Coryllos EV, Watson Genna C, Levan Fram. Minimally Invasive treatment for posterion tongue-tie  (the hidden tongue-tie). In Catherine Watson Gena: Supporting Sucking Skills in Breastfeeding Infants. Chap 9. (227-234). London 2008. Jones abd Bartlett Publishers.
  18. Edmunds J, Hazelbaker A, Murphy JG, Philipp BL. Tongue-Tie. Journal of human Lactation 2012; 28(1):14-17.
  19. Block SL. Ankyloglossia: When de frenectomy is the right choice. Pediatr Ann. 2012 Jan;41(1):14-6
  20. Edmunds J, Hazelbaker A, Murphy JG, Philipp BL. Tongue-Tie. Journal of human Lactation 2012; 28(1):14-17.
  21. Hall DM, Renfrew MJ. Tongue tie. Arch Dis Child. 2005;90(12):1211-5
  22. Segal LM, Stephenson R, Dawes M, Feldman P. Prevalence, diagnosis, and treatment of ankyloglossia: methodologic review. Can Fam Physician. 2007;53(6):1027-33
  23. Suter VG, Bornstein MM. Ankyloglossia: facts and myths in diagnosis and treatment. J Periodontol. 2009;80(8):1204-19
  24. Hogan M, Westcott C, Griffiths M. Randomized, controlled trial of division of tongue-tie in infants with feeding problems. J Paediatr Child Health. 2005;41(5-6):246-50
  25. Suter VG, Bornstein MM. Ankyloglossia: facts and myths in diagnosis and treatment. J Periodontol. 2009;80(8):1204-19
  26. Fernando C. Historical Background, in Carmen Fernando: Tongue Tie: From confusion to clarity. 4-6 Tandem Publication. Sidney, Australia, 1998.
  27. Romero-Maroto M, Sáez-Gómez JM. Tongue and lip frenectomy in Spanish medical texts of the 16th-18th centuries. J Hist Dent. 2012 Summer-Fall;60(2):85-9.
  28. Opara PI, Gabriel-Job N, Opara KO Neonates presenting with severe complications of frenotomy: a case series. J Med Case Reports. 2012 Mar 6;6(1):77. .
  29. Interventional Procedures Programme. National Institute for Health and Clinical Division of ankyloglossia (tongue-tie) for breastfeeding. Guidance issuedIPG Number: IPG149. Interventional Procedures Overview  Excellence. Accesible en:  http://www.nice.org.uk/nicemedia/live/11180/31409/31409.pdf
  30. Interventional Procedures Programme. National Institute for Health and Clinical Excellence. Division of ankyloglossia (tongue-tie) for breastfeeding. Guidance issuedI PG Number: IPG149. Guidance. Accesible en:  http://www.nice.org.uk/nicemedia/live/11180/31411/31411.pdf

REFLEXIÓN

Después de muchos años ignorando la anquiloglosia, por fin tenemos unas herramientas y una información valida para realizar el diagnostico adecuado y plantear el tratamiento oportuno.

Acreditada de Interés Sanitario

IMPORTANTE

  • La información proporcionada en nuestro sitio web no remplaza si no que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante y en caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.
  • Todas las imágenes, videos y cualquier material audiovisual que aparece en este sitio web ha sido publicada con el consentimiento de las personas que aparecen en dicho material audiovisual respetando la actual LOPD.